Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia
Instituto Hábitat, Ciudad y Territorio

Programa de investigación del Instituto:

El Programa de investigación del Instituto Hábitat, Ciudad y Territorio, estudia el proceso de transformación de la tierra que genera la dispersión de la ciudad, no solo en el sentido de llevar la urbanización a las áreas naturales, y por lo tanto el efecto de urbanización del planeta, sino la transformación de la tierra a partir de la presión antrópica y especialmente urbana. En ese sentido los grandes temas que atiende su estudio implica una aproximación multidimensional pues la ecología urbana contemporánea, la nueva geografía de las regiones, la crisis ambiental de los territorios, la marginalidad y disipación de la urbanización, la vulnerabilidad de las áreas naturales, los procesos críticos de desertización, inundación, extracción, contaminación, entre otros aspectos, son procesos complejos que no pueden ser atendidos desde las certezas disciplinares actuales, sino desde el terreno de la interdisciplinariedad. Igualmente, estudia el proceso de transformación de las ciudades especialmente desde el impacto de la industrialización hasta el presente. El estudio de la transformación de la ciudad tanto al interior de ella como al exterior, implica estudiar los procesos de descentramiento, perdida de legibilidad de las áreas centrales, fragmentación y segregación socio-espacial, deterioro del hábitat urbano, destrucción de la estructura ecológica principal, déficit endémico de espacio público y colectivo, lentitud e ineficacia de la movilidad urbana, etc., cuando son expuestos a situación-límite como es la etapa de post-conflicto que tendrá en los territorios y las ciudades el laboratorio para su éxito o su fracaso.

En este marco emerge Líneas Estratégicas de Investigación:

Con base en el Acuerdo 20 de 2001 del Consejo Académico se define una línea de investigación: “es un eje temático monodisiciplinario o interdisiciplinario en el que confluyen actividades de investigación realizadas por uno o más grupos de investigación que tengan resultados visibles en su producción académica y en la formación de recursos humanos mediante el desarrollo de trabajos de grado, finales o tesis.”

Pensar el hábitat, las ciudades, los territorios y su sostenibilidad

El tema del hábitat como problema de pensamiento inicia en las primeras agendas de la UNESCO, y se oficializan en las reuniones de la ONU en torno al problema general de los asentamientos humanos1, con la clara intención de comprender su condición inédita, diferente, en mucho, a los primeros procesos de urbanización que trae la revolución industrial. Actualmente, el problema se ha mostrado más complejo, ha incorporado en su agenda temas como la sostenibilidad de los asentamientos y la sustentabilidad de la tierra como reto mundial.

El problema de las ciudades es mucho más denso, inicia desde que se evidencia un proceso de descentramiento generalizado que afecta seriamente a un modelo espacial históricamente construido. En ese sentido, tanto el hábitat como las ciudades son planos complementarios de un problema epistemológico que el Instituto hábitat, ciudad y territorio debe abordar. Este hilo tensado entre las fuerzas de cohesión espacial históricamente consolidadas que están en peligro de disolverse, y la situación de la tierra como hábitat inestable de la sociedad contemporánea, son transversales al problema del territorio. Este no es un problema que se pueda atender desde una plataforma disciplinar predominante, es un problema transdisciplinar por excelencia.

La construcción de una territorialidad de PAZ y reconciliación en Colombia

En el marco del sistema de investigación de la facultad de artes de la UNAL, un programa de investigación aborda problemáticas contemporáneas que no hayan sido atendidas en el entorno nacional, que signifiquen la preocupación actual de la comunidad académica nacional y que tengan un fuerte impacto sobre el ordenamiento de la tierra como problema público, como es el acceso a una condición inédita; el periodo de post-conflicto en Colombia. La territorialidad de PAZ (como proceso de investigación) implica explorar alternativas para una apropiación equitativa del suelo urbano, para un aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, para la cualificación del patrimonio con reconstitución de territorialidad ancestral y la inaplazable refundación del tejido rural, por lo menos, en el marco de una construcción solidaria y de reconciliación nacional con alto sentido de futuro que el territorio es capaz de promover.

En consecuencia, los procesos de reconciliación social para la Paz, son esencialmente procesos de reconstrucción del hábitat con sentido de futuro. En esa dirección, la consolidación de líneas y redes de investigación, solo son pertinentes en medio de esta tensión entre la transformación de la tierra (como Hábitat Global) y la transformación de los territorios singulares (como las ciudades), y conformados como esfuerzos programáticos colectivos de largo aliento, para construir un sentido de fututo en los esfuerzos de reconciliación para la paz y la convivencia.

La calidad espacial del hábitat y los territorios como problema arquitectónico

La idea de Territorio reposa sobre la tensión entre geografía, prácticas y espacialidad, las características que definen esta idea se pueden sintetizar de la siguiente manera: Superar la forma como propiedad física de los hechos geográficos (naturales o artificiales) e indagar un orden figurativo; donde los “fragmentos” existentes en el campo de estudio se hacen explícitos a través de la textura del paisaje, ya sea en su aspecto urbano o en el rural. La textura es una cualificación de la geografía urbana. Los fenómenos que lo determinan son heterogéneos y de escalas varias, por lo tanto, aparece cartográficamente como un sistema “fractal”.

La pregunta es por el cómo (un arquitecto) describe, presenta (o representa), comprende y proyecta una estructura territorial a partir de geografía, prácticas y espacialidad, a partir de las huellas que reposan sobre el manto de la tierra, o en lo profundo de ella. Un Mapa es la expresión, la representación de un territorio, y el territorio es el producto de la relación entre geografía, prácticas y símbolos. El Mapa es, por lo tanto, la figuración del territorio (la figuración de las propias experiencias ligadas a una memoria colectiva, a las historias comunes, a relatos de la vida cotidiana, a los mitos, leyendas, al ‘fabular’). El mapa recoge los hilos propios de distintos tejidos para bordar el mundo como problema arquitectónico.

Las líneas estratégicas conforman una matriz reflexiva que orienta y convoca el accionar de los proyectos de investigación de los diferentes grupos y sus diversas líneas de trabajo, como se muestra en el siguiente esquema: